Consulta psicológica en Antequera

La clínica


La Psicóloga Isabel Rodríguez Romera es especialista en consulta psicológica en la localidad de Antequera.

paseo-flores-isabel-rodriguez
La Psicóloga Isabel Rodríguez Romera ofrece tratamiento para la ansiedad en la localidad de Antequera.
 
Somos una clínica de psicología reconocida por la excelente atención que proporcionamos a nuestros pacientes y por los buenos resultados de las terapias psicológicas que desarrollamos con adultos y adolescentes.
 

Al frente de nuestro centro de psicología está la profesional Isabel Rodríguez Romera, licenciada en Psicología por la Universidad de Málaga, título oficial de Psicóloga Especialista en Psicología Clínica y máster en Terapia de Familia.

Desde Psicóloga Isabel Rodríguez Romera le explicamos qué es la terapia psicológica y cuándo es necesaria llevarla a cabo.
 
La salud física es importante, pero también lo es la salud psicológica, sentirnos emocionalmente estables es fundamental para tener una buena calidad de vida tanto física como psicológicamente.


La terapia

La terapia es un proceso de comunicación constructiva, es decir, la persona puede expresarse con la seguridad de sentirse entendida, con la empatía y confidencialidad que caracteriza y define el espacio terapéutico.

La terapia tiene distintos momentos o fases:

La fase inicial de expresión del problema y del malestar emocional que supone para la persona y en donde analizamos la situación, sus causas y las consecuencias que produce, es decir, la fase de evaluación.
La fase de trabajo terapéutico, es la etapa donde la persona llega a un nivel de comprensión de sí mismo, de entender y de entenderse, de una toma de conciencia sobre su realidad y definir metas que den realmente sentido a su vida.
Psicóloga Isabel Rodríguez Romera imagen con efecto doble de una mujer
La persona se encuentra frente a muchas situaciones con un dilema entre razón y emoción, lo que debería y lo que desearía, dependencias, necesidades y carencias que generan conflictos internos o bloquean en ocasiones las metas que se proponen conseguir.

El trabajo terapéutico ayuda a la persona a entender y entenderse en esos bloqueos y desajustes que se producen en la vida y generar cambios internos que le permitan desbloquear el conflicto.

La terapia termina cuando la persona desde el conocimiento de sí mismo, desde el respeto, el derecho y la aceptación de su identidad asume la responsabilidad de sus metas de forma coherente, aceptando el derecho propio y de los demás a ser diferentes.

Los problemas y conflictos se expresan con diferentes patologías: ansiedad, depresión, dificultades en la relación con los demás, crisis de pareja, anorexia, bulimia y adicciones.

Cuando aparece alguna dificultad en la vida de la persona, intenta ser ella misma quien resuelva esa situación, tratando de ser lógico, controlando sus emociones y negando las cargas emocionales que esas dificultades despiertan, porque se suele confundir lo emocional con lo inmaduro o poco razonable, cuando lo emocional es un lenguaje rico que hay que saber leer desde una lógica diferente, la lógica del mundo emocional, que nos indica que algo necesitamos comprender de nosotros mismos o necesitamos cambiar.

Desarrollo de la terapia

El proceso de terapia es un trabajo de colaboración entre la persona y su psicóloga. La primera sesión se centra fundamentalmente en el análisis del problema y qué sintomatología produce a nivel emocional, cognitivo, conductual y somático.

Se realiza la evaluación mediante test y cuestionarios específicos para cada caso, con el objetivo de realizar el diagnóstico del mismo y realizar la terapia más adecuada a cada persona.

En el proceso terapéutico es fundamental toda la información que la persona aporta, su historia personal, vivencias, como ha integrado esas experiencias en el desarrollo de su personalidad así como su visión de la realidad y su proyecto de vida.